Veracruz

  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/views.module on line 1113.
  • strict warning: Declaration of views_handler_field::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_field.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_query::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/plugins/views_plugin_query.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 0.


Se tiene constancia, que a primeros del siglo XX era la primera calle que tenía Bornos, entrando por el acceso principal, lo que hoy es Avda. Constitución. Es una calle ancha, aunque se estrecha un poco, a la altura del repuesto de suministros, en lo que hace unos años era la ermita de la Veracruz, que desgraciadamente se perdió para siempre, en una venta que se hizo a un particular por el entonces párroco de la villa, el insigne D. Juan, aunque es obvio, que él hizo la gestión contando con la anuencia de sus superiores.

Contó entre sus locales con el famoso cine Colón, lugar donde los fines de semana se hacían dos sesiones. Una más temprano, sobre las ocho de la tarde, y otra a las diez y media de la noche. A la última función iban más los novios, matrimonios y personas mayores. Los domingos además había sesión infantil a las cuatro y media de la tarde. En la puerta de forma ambulante se vendían las chucherías, de una forma muy peculiar. Se hicieron en este local, las presentaciones de las murgas por el carnaval, así como obras de teatro. En los primeros años contaba con sillas de eneas y posteriormente fueron cambiadas, por butacas con el asiento de madera. En el descanso que se hacía en el cine, solía la gente salir, pues al otro lado estaba el bar cochera, que anteriormente había sido una fábrica de palma. Las personas que lo regentaban, posteriormente lo cerraron y marcharon a tierras catalanas en los años sesenta, que posiblemente, es cuando un mayor flujo de emigración se produjo en Bornos.

A la misma altura del cine, se encontraba la centralita de teléfonos manual. Creo recordar que tenía dos empleadas que se pasaban toda la jornada de trabajo introduciendo y sacando clavijas para poner en contacto unas líneas con otras.

La carnicería de Foro, tuvo dos emplazamientos. Primero estuvo ubicada en lo que hoy son los pisos de la Veracruz y Soto puesto que dan a ambas calles y posteriormente pasó un poco mas abajo, en la acera de enfrente y allí ha permanecido hasta que fue cerrada por parte de sus dueños cuando les llegó la jubilación. Hoy su hija Sebastiana tiene este mismo negocio pero está ubicado en otra calle.

La tienda de Anita Ortiz la recuerdo con mucho cariño pues es donde acudíamos muchos niños a comprar las galletas, chocolate o cacao a granel. Por dos reales de entonces te daban cinco galletas y con la peseta diez. El chocolate te lo despachaban por onzas y el cacao liado en un papel de estraza.

La Zapatería de Baudín tuvo dos ubicaciones. Primero estaba en la esquina con Ramón y Cajal, justo al otro lado del tabanco de Felipe. Comercio de solera. Se hacían y reparaban todo tipo de zapatos. Aquí trabajo el famoso Pepito el de Liza, excepcional letrista de carnaval, al cual Bornos siempre estará en deuda con él, por su aportación a esta fiesta. Es recordado como el maestro de los maestros.

Los futbolines y bar de Campasolo, otro sitio muy frecuentado por los chiquillos. Había gran algarabía los fines de semana. Se jugaba mucho en la modalidad de pierde-paga, es decir, el que perdía la partida, era el que tenía que introducir la peseta de marras, para la siguiente. También vendió muebles y helados.

La tienda de comestibles de Dominguito Barra (anteriormente de Aguilar) hacía esquina con la calle colegio. Este hombre me entusiasmaba por la capacidad que tenía con las mujeres, para intentar de tomarles el pelo, su risa contagiosa, su sentido del humor y el arte del regateo que en este establecimiento se practicaba, a mi me llamaba poderosamente la atención. Su interior era muy pequeño, pero estaba muy aprovechado y Domingo como nadie, sabía sacarle el máximo jugo a todo lo que vendía.

Mas abajo del cine, el comercio de Maria Olverilla nos ofrecía sus deliciosas legumbres a granel, aceite, dulces y demás artículos propios, de lo que eran este tipo de comercios.

La tienda de Rosarito antes (Frasquito Camas) era muy pequeñita. Se subían dos escalones para acceder a ella. Con un reducido mostrador en su interior, estaba siempre abierta al público, al vivir las personas que lo regentaban allí.

También tenía otra tienda de este estilo, unas casas mas abajo de la de Anita Ortiz, Gabriela.


La tienda de la Gallinera estaba justo en el rincón enfrente de la ermita de la Veracruz. Sus aceitunas y la venta de atún en conserva a granel eran su especialidad.

Si querías adquirir los famosos zapatos de la marca gorila, pasabas por la casa de la niña Salina, que los vendía en su interior. Venían con una pelota de goma, de color verde con el gorila marcado en el exterior.

Isabel la Esperanza, vendía jabón verde por la calle. Iba con su canasto colgado del brazo de casa en casa. Lo compraban las mujeres principalmente, para lavar la ropa en casa; el molino ancho y el lavadero del río eran los sitios alternativos cuando había mucha colada.


No había muchos vehículos como hoy, pero hay que mencionar el tractor LAND de Pepe Díaz, el Land-Rover de Juan Barra, que lo encerraba en la cochera que éste tenía en la calle Veracruz y como no, el tractor de Benito Rodríguez, que era de la marca forma y la anécdota de este tractor es que haciendo unas maniobras, mató una puerca de Antonio Catoño que la cuidaba su hijo. Hoy en día es municipal del Coto.

Personas a recordar por sus respectivas profesiones, Juan Bueno el taxista; Pepito el de las Cabras, que por las mañanas, salía con su rebaño de cabras, por las tardes regresaba y las recogía en su casa, que estaba mas abajo de la tienda de Olverilla.

Carbonería los chamarines, venta de carbón y cisco. También tuvo esta calle una delegación de la compañía eléctrica de la Sevillana de electricidad, donde se daban de alta y baja a los usuarios que lo solicitaban.


El tabanco de Felipe, ubicado en la esquina con Ramón y Cajal, del cual se decía que solo entró vino el día que lo abrieron. Se especulaba con que el vino lo hacía él. Cierto o no, era lo que se comentaba. Una vez cerrado este tabanco, se convirtió en almacén de la cerveza cruz blanca.

El estanco de la Veracruz lo regentaban, las mismas personas que tenían el de la calle Jardín.

La zapatería de Alonsillo era básicamente solo reparación de calzado. A continuación de Alonsillo estaba la carpintería de Juan José Virutas, sólo útiles agrícolas viergos, regabinas, arados, etc.

La fabricación de cerones corrió a cargo de Hueso. Pura Ruiz tuvo un despacho, donde se vendía la leche a granel. Durante un tiempo estuvo la delegación de correos, debido a esto, al cine y a la central de teléfonos, fue muy concurrida esta calle por el público en general.

Paco Castro

La próxima calle a la que nos dedicaremos.

CARNICERÍA
 

Tu valoración: Ninguno Media: 5 (3 votos )

Comentarios

Contestando al amigo anónimo

Muchas gracias por tu comentario, sólo decirte que mi idea es la de hacer las vivencias de nuestros paisanos desde un punto de vista sociológico, costumbres, fiestas, como era la vida de nuestros mayores en unos tiempos tan difíciles, etc.
Los datos históricos han sido ampliamente divulgados en esta web, además de en la web oficial de Bornos, así como en bornichos por el mundo, por lo cual lo doy como sabido por la mayoría de los que nos leen.
No obstante, si puedes añadir algo que tenga un cierto interés para todos nosotros te estaría muy agradecido.
La calle Veracruz se presume que a mediados del siglo XVI ya existía pues la ermita de la Veracruz en 1570 ya estaba construida y fundada la cofradía de la Veracruz, que procesionaba el jueves santo por la tarde, pero esto no da la certeza de que la calle estuviera terminada. Si tu tienes datos fehacientes, serían de bastante utilidad para mí y para los que nos siguen.
Caro tranquilo que la calle Sotos esta hecha, así como cruz y traviesa, amén de otras esperando para ser publicadas.
Paco (Castro) 

veracruz

estupenda cronica como siempre, digo yo de incluir las calles traviesas tambien, como ocurre aqui con las callejita que va a san jeronimo, que cuenta con panaderia y varias tiendas y la calle los sotos, que creo recordar algun oficio en esas casitas. Por lo demas creo recordar que la cochera llegó hasta mediados de los setenta, hasta que emigraron y que hacian una de las mejores ensaladillas rusas de la comarca. Y lo de la centralita telefonica es de una y mil historia para contar.Una estupenda calle subida y bajada mil veces cuando vivia en la plaza Orellana.
Un saludo
CARO

Calle Veracruz.

 Los datos que das están bien para recordar los últimos años, pero esta calle tiene su origen en el siglo XV-XVI y tiene muchísima historia.