El niño que quería ser un ave

  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/views.module on line 1113.
  • strict warning: Declaration of views_handler_field::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_field.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_query::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/plugins/views_plugin_query.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 0.

Erase una vez un niño al que le encantaba cuidar pájaros y por lo tanto, él tenía muchos, como canarios, jilgueros, diamantes etc. Soñó con que un hada le echaba un hechizo y lo convertía en un encantador ruiseñor. Cuando se despertó, se dio cuenta de que lo que le había sucedido era falso. El chico se lamentó y se tiró en la cama y comenzó a llorar. De repente, un destello de luz lo sorprendió y dentro de él, una maravillosa hada vestida con un traje rosa muy brillante y una varita mágica como una estrella. Ella le dijo:

- Oye, ¿qué te sucede?, ¿por qué estás llorando?

- ¡Porque he soñado que era un ave y volaba por el campo con total libertad y cuando me desperté me dio mucha rabia no poder ser aquel ruiseñor!- gritó encorajado el chaval, dando golpes en la mesa en la que hacía él los deberes.

La mujer le contestó rápidamente:

- Pues yo te convertiré en un pájaro encantador y podrás hacer lo que quieras. ¡ Alababín , alababán, transfórmate en un pájaro ya!

En un instante, una ráfaga de luz iluminó al muchacho y pudo observar como sus plumas se movían con el aire fresco del entorno. Su madre abrió la puerta. La mujer desapareció y el chaval, de un volteo salió por la ventana. Su madre dijo extrañada:

- ¿No está? Juraría que estaba aquí hace solo un minuto. ¡Este niño, que rápido desaparece!

Él empezó a disfrutar del campo como nunca lo había hecho y, de repente, un cazador pegó un tiro al aire y desgraciadamente le dio a él en su espalda. Cayó al suelo y quedó allí medio muerto. Estaba inconsciente y de nuevo e tuvo un pensamiento extraño:

“Un niño igual que él iba en silla de ruedas por un camino amarillento. El hada aparecía allí y lo transformaba en niño”. Lo llevaron al hospital y lo salvaron, pero no pudieron evitar que quedara discapacitado. Su madre se enteró de aquello y quiso colaborar en la evolución de su hijo, pero el chaval no se deprimió ni mucho menos, sino que intentó andar de nuevo y volver a su vida habitual como todos los días anteriores. Y, como si fuera otro sueño, todos le ayudaron y aquel niño, a pesar de estar en silla de ruedas, volvió a sentirse como el pájaro que un día fue.

Alejandro Jiménez Fernández
SEGUNDO PREMIO
CATEGORÍA B (5º y 6º de Primaria)