Las Campanas

  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/views.module on line 1113.
  • strict warning: Declaration of views_handler_field::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_field.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_query::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit($form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/plugins/views_plugin_query.inc on line 0.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /home/pazantec/public_html/nuevo_sitio/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 0.

Soy de Bornos ....., bueno, adoptiva, porque nací en Jerez. A los 3 años, llegamos a mi pueblo, así lo considero. Nunca olvidaré los años que viví en él, eso me hace que sienta la necesidad de ir de vez en cuando, solamente para verlo.

Paso al embarcadero y ya me rodeo de todo lo bonito que la vista puede recrear y además, los maravillosos recuerdos que me trae todo el paisaje, aunque echo en falta las huertas con sus fuentes y como no, el molino de la Aceña. Los jóvenes del pueblo no lo llegaron a conocer, pero era un rincón precioso. Ahora todo ha cambiado, menos su aire que gusta respirar en el silencio del lago, con ese tajo al fondo ............. que nuestro pueblo también tiene un tajo, aunque desde la carretera no se vea y tenemos un castillo...... que nos sentimos muy orgullosos de él, o sea, tenemos de todo.

Bueno, nos falta algo que sí echo de menos ¡¡¡¡ LAS CAMPANAS !!!! del campanario de nuestro convento, que en su día estuvieron las monjas Clarisas con su Iglesia donde íbamos a misa de a 8:00.

Sin más, un saludo para mi gente de Bornos.

ACEÑA.

Media: 4.6 (27 votos )

Comentarios

Mi abuela la Bornicha

 ¡Qué bien hablas de Bornos abuela! Siempre estas contando y recordando anécdotas de cuando vivías en Bornos, el lugar del que tanto aprecio le tienes, el lugar en el que viviste muchos momentos buenos y no tan buenos junto a tu familia, amigos y vecinos. 
Todo el mundo debería saber cómo y cuánto quieres a tu pueblo y de cómo disfrutas escribiendo y contando las pequeñas historias que viviste en Bornos. Toda la gente que te conoce sabe perfectamente que Bornos para tí significa mucho.
Es de mucho mérito que sepas escribir tan bien después de haber estado tan poco tiempo en la escuela, y por eso, te apoyo para que sigas escribiendo más cosas de tu pueblo para que todos las podamos leer.
Recuerdo cuando me llevaste en coche a Bornos en un día muy soleado para dar un paseo por las estrechas calles de tu pueblo y para ver el pantano, me encantó. ¡Espero que me lleves otra vez!

¡Te mando muchos ánimos para que sigas escribiendo más cosas de Bornos!

Muchos besos de tu nieto prederido.

Alejandro

¡ERES EL ORGULLO DE LA FAMILIA!

Hasta Tenerife llega el cariño con el que hablas de tu pueblo y casi el "nuestro". Estamos muy orgullosos de tener una prima tan linda y genial, que nos da tanta alegría. Que sepas que a más de uno se le han saltado las lágrimas leyéndote. ¡Qué alegría para esta familia!

Tus primos de Tenerife preferidos.

Una bornicha de pro

Si la gente de Bornos supiera de verdad lo que siempre has amado a tu pueblo y lo que has presumido de él, haciendo partícipe a todo tu entorno de ese amor, te nombrarían como poco Hija Predilecta.

Es cierto que cuanto mas años pasan la mirada retorna con mas fuerza al pasado, recordando con añoranza los buenos momentos de la infancia -sobre todo los buenos-, momentos que nunca se podrán borrar...

Disfruta de ello plasmando en esta web o donde desees, lo que tu pensamiento te dicte, pero sigue haciéndolo. Nos tienes sorprendido a todos con la facilidad que tienes para escribir. Nunca es tarde..., explota ese camino.

Tu yerno preferido.

Besos.

Esas Campanas y Olé

Dos alegrias me das,  una que no sabía que escribieras tan bien y la otra que fueras Internauta a la Vez. Puesto que orgulloso me siento de tal embriaguez !!!Viva mi Madre y sus Campanas Olé!!!

Un abrazo muy Fuerte de "Tu Hijo Preferido"

Campanas para el silencio

Camino de Bornos, / una mañana gris /subía dormido en/ el renqueante paso /de mi burrra gris.¡Ay, madre!.¡Ay,madre! /que no suenan.../Dime madre que esto/ es mi soñado Bornos./Dime,donde están/ campanas de amor/ oración y sueño.
Mi compañero de viaje, un sério gobernador civil.Pero yo soñaba despierto, porque quería oir campanas de clarisas enamoradas.No por misa, más amor, sino por dulces, rosquillas y calderones..., ¡Ay Clarisas de amor y llanto/ donde están tus / camapans de amor y sueño. / Quería yo soñar,vivir / y solo pude lo uno,/lo otro se perdió, / aguas abajo / del "tajillo" mojado. / Me quedé sin campanas./ Sin sueño, ni calderones./¡Que pena madre /Que Bornos no / tenga camapas para/ despertar su / alegría de vida!.
Hoy, las aguas han barrido el tiempo; la tarde de la vida, se tilñe de color sépia y el desvalijado carretón de "calacas doloridas", ha saltado de briznas y por alegrías.Por tangos de Tio Roque, el de Bornos.Porque una Bornicha de Pro, silente ella;dulce y con voz quebrada de cascabeles morunos, compuso un recuerdo para esas campanas que hababan de gloria, en una tierra que era, que es pan bendito; blancas tortas amasadas en casa de Pedro...,Gracias Bornicha de Pro.Tu arte y tu bien decir, me hacen sentir y decir, ¡Bien vale temblar, si con ello agrando mi corazón, con el decir coqueto y bien compuesto, el dulce ser y amar a Bornos.¡Óle la madre que te dió el ser! Así se escribe y se sueña.Porque la vida no es otra cosa.Amanecer... y toma la burra gris, que al final de la tarde sépia, está el adiós.Para tí, Bornicha de Pro, la gloria está en tu corazón y el saber dominar senimientos y razón.Eres un ángel.
Juan Contreras 

Agradecimiento.

 Juan Contrera, ahora voy a por tí, me estas quitando el sueño tu que eres todo un intelectual pierdes tu precioso tiempo en mis cuatro renglones que por cada frase me sacas una novela, que mente mas privilegiada que leas lo que leas lo trasforma en catedrales para mí, mi mente es muy cortita, habrás observado que utilizo mucho las ¡comas¡ para hacer la frase mas corta termino antes. Muchas gracias Juan.
                     Este dicho es muy popular la utilizo mucho cuando viene el caso como en esta ocasión,detras de un gran hombre hay una gran mujer y ademas la quiero muchisimo que es PILAR así en grande, no cambies PILAR mi niña.

                                                              Un abrazo para los dos de......Aceña.

CUATRO RENGLONES; TRES MUJERES

 

Aceña, tus "cuatro renglones" son las rejas del arado que abren y aloman la tierra para que florezca la mies. Aprendí de un dominico que, "si tu `palabta no es capaz de provocar mareas, quedate en la arena y espera. Al alba, verás que hermoso paso fue el de la bodas de Cana.La palabra hizo el milagro". Me que perdido en la analogía.Pero el tiempo me abrió a la verdad."Haced lo que el os diga", dijo María.Se hizo como se debía.Busqué en la arboleda, los árboles curtidos y descansé del camino.Aprendí que uno tiene que saber esperar para recibir el maná de la gran palabra.En mi soledad, encontré a Pilar, que me enseñó como se quiere a una madre.La "troupe" que le rodeaba me enseñaron a descerrajar la mente y ser salvajemente sincero en mis juicios.Pero segí solo por los caminos de Dios.Sembré la vida de palabras y de historias.Ahora, cuando me siento y contemplo que la vida tiene color sepia, se que la semilla no toda se perdió.

Aquí encontré en "cuatro renglones", los valores humanos mas curtidos de la historia.Por eso, con cada palabra de esos renglones, puedo ir subiendo el cimborrio catedralicio.Quiero que suba a lo mas alto para que vean lo que Aceña cultivó y los frutos que me ofreció para hacer del contar historias, sentido,amor y cordura familiar.¡¡Eres grande, Aceña!! Desde mi pequeñéz he querido emular tus v irtudes y me he arropado a tus "cuatro renglones",Hoy sólo puedo decir, que grandes es tu corazón, que a lo pequeño lo llamas grande y no ves tu propia grandeza.

Si tú, Aceña, me enseñastes lo que es amar y tener sentido de vida en cordial armonía, Macu, me enseñó a ver la vida salvajemente, sinceramente.Con los valores de quien, como la lluvia, forma arroyadas en la arena, para que florezcan las rosas.

Hoy, cuatro renglones y tres mujeres, me alzan desde mi pequeñéz.Y, yo, ¡pobre de mí!, sin tener cubierta la catdreal.¡¡me queda tanto por aprender!!.Ayudadme a esa labor de gloria, no para mí, sino para los que vengan tras las alomadas en la tierra que forjaron las rejas de tu arado literario.Aceña. ¡Quien fuera pajarillo para ir tras tu arado y alimentarme de tu palabra sembrada con tanto amor!.Pero el color sepia de la vida me acorta el camino, aunque no la capacidad de querer.Por eso tus palabras, Aceña, son oro finísimo, que espero poder saberlo usar.